¡Sumate gratis a nuestro workshop en el Foro de Negocios 2018 con el codigo #CoffeeTalk!
Cómo impactan las traducciones no profesionales en tu empresa
Marketing / Día 18/11/2017

Cómo impactan las traducciones no profesionales en tu empresa

Con presupuesto millonarios y consabidos expertos a cargo de las campañas de publicidad y promoción, es de suponer que las grandes marcas no son víctimas de los errores de traducción que día tras día vemos en Internet, ¿no? No necesariamente...

Cuando hablamos o escribimos en un idioma diferente del nuestro, es normal que cometamos algún error. Sobre todo, a la hora de traducir algún texto. No somos perfectos, y no resulta tan grave tener alguna pequeña falla al traducir una palabra o frase: seguramente el significado se entenderá y nuestro lector perdonará la errata.

Pero cuando se trata de una compañía que quiere dirigirse a sus clientes o sus públicos objetivo, traducir de forma incorrecta una palabra o frase puede tener consecuencias catastróficas. Y cuando hablamos de catástrofes, nos referimos a pérdidas de millones y millones de dólares. Por eso, te contamos errores de traducción famosos de grandes marcas, que seguramente provocaron que sus responsables decidieran contratar a un buen traductor para la próxima vez:

KFC
En 1987, la famosa marca estadounidense abrió las puertas de su primera tienda en China. ¡Todo un acontecimiento! KFC repitió hasta el más mínimo detalle todos los factores que la habían llevado al éxito, incluido, por supuesto, su eslogan “Finger lickin’ good” (“Para chuparse los dedos”). Sin embargo, no contaron con que esa expresión, tan común en los países occidentales, no era utilizada por los chinos, quienes entendieron el mensaje como “Comete tus dedos”. ¡Arriba el canibalismo!

FORD
El gigante norteamericano se valió de su fama mundial para promocionar sus autos en Bélgica. Debido a la cercanía de este país con respecto a Alemania (expertos en ingeniería automovilística), Ford quería destacar la calidad de sus coches y su excelente carrocería. Para ello, crearon su eslogan “Cada coche tiene una carrocería de gran calidad”. Sin embargo, debe de haber hecho la traducción el primo del directivo de turno, porque dicho eslogan llegó a Bélgica como “Cada coche tiene un cadáver de alta calidad”. Cualquiera lo pensaría dos veces antes de comprar ese vehículo.

COORS
Esta cerveza estadounidense de color rubio brillante desembarcó en España con una gran campaña de publicidad. Se introdujo en el mercado peninsular haciendo gala de su famoso eslogan “Turn It Loose” (“Relájese”). Pero, al parecer, el Traductor Google no funcionaba muy bien ese día, ya que lo tradujeron como “Suéltelo todo”, frase que resultó algo desafortunada, pues en España, la interpretación general fue “Tenga diarrea”. Un error bastante escatológico.

PEPSI
Allá por los años 90, Pepsi lanzó su campaña de publicidad “Come alive with Pepsi” (“Reanímese con Pepsi”) a nivel mundial. Una campaña que debía marcar un antes y un después en la historia de la marca. Y de alguna manera, lo hizo. En el mercado asiático, esa frase, que encabezó toda la publicidad de la empresa, se tradujo literalmente como “Pepsi traerá a tus antepasados de vuelta de entre los muertos”. A menos que Pepsi quisiera publicitar una película de zombis, no era la frase más adecuada…

HONDA
En el año 2001, esta reconocida marca automovilística lanzó en Suecia su coche Fitta. Así, sin traducción. O eso pensaban ellos, porque en el antiguo argot sueco, noruego y danés, la palabra “Fitta” hace referencia a los genitales femeninos. Quizás no habría sido tan grave si no lo hubieran acompañado del eslogan “Grande por dentro, pequeño por fuera”. Con razón terminaron cambiándolo por Honda Jazz.

AMERICAN AIRLINES
En 1977, una de las compañías aéreas más famosas de Estados Unidos decidió promocionar sus nuevos sillones de cuero de primera clase en México. Para ello, utilizó el eslogan que tanto éxito les había garantizado en Estados Unidos: “Fly in leather”, frase que tradujeron de forma textual. Seguramente, la intención de la compañía no fue informar que en sus aviones “se vuela en cueros”…

COCA COLA
La más poderosa de las marcas tampoco está exenta de cometer algún error de traducción. Cuando el omnipresente estadounidense decidió ampliar su mercado en China, buscó traducir “Coca Cola” a un nombre que sonara similar. Para ello, eligieron los fonemas “Ke – kou – ke – la”. Craso error: una vez impresos los carteles, se dieron cuenta de que ese nombre tan lindo significa “yegua rellena de cera”, según un dialecto del país asiático. Quizás no sea la descripción más atractiva para una bebida refrescante.

ELECTROLUX
La compañía escandinava de aspiradoras Electrolux buscó convencer al pueblo estadounidense de la calidad de sus productos con el siguiente eslogan: “Nothing sucks like an Electrolux” (“Nada aspira como una Electrolux” es una de las traducciones posibles). Sin embargo, en Estados Unidos, esta frase se entiende como “Nada peor que una Electrolux”. ¿Los habrá llevado a vender alguna aspiradora?

CLAIROL
En 2006, Clairol presentó en Alemania su exitoso rizador de pelo “Mist Stick”. Qué sorpresa se habrán llevado los directivos de la compañía cuando, semanas más tarde, advirtieron que la palabra “Mist”, en alemán, significa “Estiércol”. Otro caso algo escatológico…

Por eso, ante la duda, ¡siempre es mejor contratar a un traductor profesional!

Newsletter

Suscribite a nuestras comunicaciones y enterate antes que nadie de las iniciativas claves para potenciar tu negocio.

Eventos

Desayuno de trabajo #FakeMarketing
Fechas disponibles desde julio de 2018
Se desarrollará en nuestro CoffeeLab
Curso de Presentaciones efectivas
Fechas disponibles desde enero de 2018
Se desarrollará en nuestro CoffeeLab